Smart Farming: Beneficios de la telemetría aplicada al sector agrícola

Smart Farming: Beneficios de la telemetría aplicada al sector agrícola

La implementación de la telemetría, la tecnología que permite la medición remota de variables físicas y el posterior envío de la información al operador del sistema, puede ser el camino hacia una cadena productiva más eficiente en el sector agrícola.

Smart farming es la aplicación y aprovechamiento de todos los recursos que ofrecen estas nuevas tecnologías para mejorar la calidad de los productos agrícolas.

Gracias al internet of things (IoT) o Internet de las cosas, diferentes sensores y dispositivos electrónicos se pueden conectar y controlar a distancia distintos tipos de activos, incluyendo vehículos, camiones, tractores; maquinarias, mercadería, gestionar niveles de silos y eficiencia en la fumigación de un campo.

Dentro de este ecosistema inteligente encontramos los beneficios de la telemetría, sistema de comunicación a distancia que permite recoger, procesar y transmitir información de un dispositivo electrónico a otro. Los datos de la siembra pueden transmitirse instantáneamente (por ejemplo, a través de la red celular) a una base de datos en la nube para poder luego ser visualizad a través de una aplicación móvil.

También te puede interesar: Reduzca los riesgos y costos de la flota mejorando la calidad de conducción

La telemetría es una alternativa para mejorar la gestión de procesos agrícolas, ya que permite hacer un seguimiento de las variables más importantes y generar información a largo plazo para un posterior análisis

Por la situación de desgaste en la que se encuentran muchos recursos naturales es importante adoptar tecnologías de producción que permitan el monitoreo y control de algunas variables para avanzar hacia la sustentabilidad de los sistemas.

Por esto, la telemetría para la agricultura es una alternativa para asegurar la mayor productividad del bien producido (alimentos, granos, etc.) además del control de huella de carbono y de los suelos, ya que permite hacer un seguimiento de los procesos y generar información para un posterior análisis.

Este tipo de tecnologías funcionan a través de sensores instalados en la maquinaria agrícola, haciendo posible la disponibilidad total de todas sus variables y control a cualquier hora y a todo momento. Estos sistemas permiten realizar estudios para la toma de decisiones, planificar proyectos o generación de nuevos procesos con lo cual se puede reducir el impacto en el medio ambiente y reducir los costos de producción.

Beneficios del Smart Farming – Pointer Argentina

Adicionalmente, se pueden obtener los siguientes beneficios con la telemetría:

  • Trazabilidad del activo (cosechadora, fumigadora, tractor, camión, etc.)

Es posible registrar automáticamente toda la información del ciclo de cultivos agrícolas (siembra, cosecha, distribución).

Además, se puede saber en donde se encuentra la maquinaría, el tiempo que llevó hacer determinada tarea o la cantidad de hectáreas cubiertas. Los administradores de esta actividad pueden controlar productividad y efectuar un mantenimiento preventivo de máquinas, mediante el control de horas de uso y de trabajo por cada chofer.

  • Facilidad de implementación 

Disponer de esta tecnología solo requiere instalar un dispositivo en el activo correspondiente y hacerlo transmitir a la plataforma.

  • Mayor capacidad de análisis y toma de decisiones

La facilidad para obtener información, permite realizar análisis y así introducir correcciones y mejoras en el proceso productivo. Además, aumentar la eficiencia y reducir los costos de producción. 

  • Gestión de cultivos

Se puede monitorear de forma constante todas las variables del cultivo. Esto permite calcular con exactitud tiempos de cosecha y siembra, gestionar correctamente la fumigación de campos (aplicación adecuada de químicos).

  • Reducción significativa de los costes

La automatización de los procesos de siembra, tratamiento y recolección en el caso de la agricultura reduce el consumo de recursos.

También te puede interesar: “Pointer:Transformamos los datos y los convertimos en información inteligente”

Las principales áreas de actividad agrícola en las cuales se aplican tecnología inteligente pueden ser:

  • Logística vehicular agrícola: monitorización de tractores y otros vehículos involucrados en las labores agrarias.
  • Gestión de riego y cultivo de áreas agrícolas.
  • Supervisión de ganado: el Internet de las cosas permite el trazado de geocercas, que aseguran que los animales se mantengan dentro de los límites trazados.
  • Gestión de cultivos interiores: invernaderos y pequeños cultivos.
  • Seguimiento del almacenamiento de agua y combustibles.
Tecnología aplicada al campo

 En la medida que las empresas agrícolas implementen este tipo de tecnologías, tomarán decisiones de producción más inteligentes, aumentando los rendimientos de las cosechas y haciendo producciones más eficientes.

La tendencia es al uso cada vez mayor de este tipo de tecnologías y gracias a eso se logrará reducir el desperdicio de alimentos, ya que se tendrán datos muy específicos de las necesidades de cada cultivo, al tiempo que se podrá gestionar mejor el trabajo del suelo, la siembra la cosecha y la logística.

Dejá un comentario

Contanos cómo podemos AYUDARTE