Importancia del mantenimiento de neumáticos en las flotas
mantenimiento de neumaticos

Importancia del mantenimiento de neumáticos en las flotas

mantenimiento de neumaticos

Mantenimiento de neumáticos como acción preventiva

Gran parte del presupuesto de una empresa con flotas a cargo se invierte en el mantenimiento o reposición de los neumáticos. Por eso es de suma importancia que las empresas garanticen que sus vehículos estén equipados con neumáticos aptos para circular.

Para abaratar costos, algunas compañías intentan invertir lo mínimo en la compra de neumáticos o en el recambio de las mismas. El cuidado adecuado y una inspección, por lo menos, anual, prolonga la vida útil de cámaras y cubiertas.

Mantenimiento de neumáticos y tiempo de inactividad de vehículos

Los gastos de reparación o reemplazo de neumáticos no son los únicos que afectan los costos de una empresa con flotas a cargo. Por cada minuto que los vehículos están fuera de actividad o fuera de la calle o en el garaje, las empresas pierden dinero.

El tiempo de inactividad puede ocurrir por varias razones, neumáticos inadecuados o de escasa calidad o neumáticos que no se han revisado y que están sin mantenimiento periódico. Estos factores pueden tener consecuencias graves que van desde el tiempo de inactividad hasta de seguridad por malos funcionamientos o accidentes.

Salud y seguridad de los conductores de las flotas

Aparte del aspecto económico del mantenimiento de los neumáticos, existe una consideración mucho más importante, la seguridad de los empleados. Si los vehículos de la flota están equipados con neumáticos de calidad inferior, aumenta la posibilidad de que ocurra un accidente y pone a los conductores en un riesgo innecesario. La seguridad del personal debe tener prioridad sobre todo lo demás en la gestión de una empresa; para las flotas, eso significa garantizar que los vehículos estén en óptimas condiciones.

Manejo Seguro

También te puede interesar: ¿Por qué mi empresa necesita un software de gestión de flotas?

¿Qué es el Aquaplaning y cómo el buen mantenimiento de neumáticos puede evitar accidentes?

El aquaplaning es un fenómeno de pérdida de adherencia en los neumáticos qué se produce cuando se acumula agua en la calzada, camino o ruta. El agua entre los neumáticos del vehículo y la superficie reduce significativamente el agarre del neumático. 

Aparte de los factores climáticos como la lluvia, existen muchos otros que pueden agravar el problema. La más común incluye el estado de los neumáticos. A medida que el caucho que forma la banda de rodadura se desgasta con el tiempo, disminuye la capacidad de los neumáticos para eliminar la capa de agua entre ellos y la superficie, lo que aumenta la probabilidad de aquaplaning.

El aquaplaning significa una pérdida total de control, para restablecerla hay que quitar energía al motor bajando el acelerador. Mientras se desacelera, hay que asegurar de mantener el volante recto para evitar que el automóvil se desvíe. Es fundamental abstenerse de aplicar los frenos hasta que se recupere algo de control del vehículo.

A través del mantenimiento preventivo de los vehículos, se pueden minimizar riesgos 

El mantenimiento preventivo identifica posibles fallas que pueden sucederles a los vehículos, como desgaste de neumáticos, luces rotas, mantenimiento de los frenos, aceites y cristales, entre otras. 

¿Qué hacer para reducir estas fallas al máximo?

  • Mantener al día el chequeo de calidad y desgaste de neumáticos
  • Hacer mantenimiento de las luces y los cristales de los vehículos
  • Revisar los frenos y demás mecánica de los vehículos

La sensorización permite detectar problemas mecánicos a tiempo y realizar tareas de mantenimiento preventivo y predictivo.

4 consejos de mejores prácticas para el mantenimiento de neumáticos de flotas

  1. Cambiar los neumáticos una vez que la banda de rodadura haya bajado a 3 – 4 mm . Después de este punto, la banda de rodadura puede deteriorarse con bastante rapidez, y esperar más podría poner en riesgo al conductor en condiciones climáticas adversas.
  2. Implementar un programa integral de capacitación en seguridad de llantas para enseñar al personal el mantenimiento adecuado que los instruya sobre cómo realizar todas las comprobaciones necesarias, incluida la presión de las llantas, la profundidad de la banda de rodadura y los daños.
  3. Los administradores de flotas también deben asegurarse de realizar inspecciones in situ periódicas.
  4. En lugar de alternar entre neumáticos de verano y de invierno, optar por neumáticos “para todas las estaciones” . Esto ayudará a reducir los costos y el tiempo de inactividad del vehículo.

Las empresas con flotas a cargo deben hacer del mantenimiento de neumáticos una parte rutinaria de sus operaciones.